Histórica de la Vida y trabajo del Fundador del Concilio Arca de Salvación

Natalicio, genealogía, infancia, Juventud e inicios en el Evangelio

Bienvenido Eugenio Santos Rodríguez 

Escrita por:  

Rubén E. De Jesús Santos, Nieto 

Abril, 2015-agosto, 2018 

Cambita, San Cristóbal, 

 Santo Domingo, República Dominicana 

 Historia por: Loida Noemí Santos de Félix, Hija y Fundadora 

 

Para empezar, el natalicio de Bienvenido Santos data del día 17 de octubre del año 1905 y la procedencia genealógica de su Madre Matilde Rodríguez es puertorriqueña, de Fajardo y la de su Padre Manuel de Jesús Santos, puertorriqueña, de Vega Baja.

Durante su infancia vivió en la avenida Capotillo (actual Avenida Mella), de donde años más tarde, en su juventud, se traslada a vivir a la ciudad de San Cristóbal, y allí instala un taller de Ebanistería.   En ese mismo tiempo, un hermano llamado Serrano de nacionalidad puertorriqueña, predicaba el Evangelio en dicha ciudad, el cual llegó hasta el taller del hermano Bienvenido, y le predicó varias veces, luego de insistir en la Predicación, el hermano Bienvenido decide aceptar a Cristo como su Salvador personal, siendo bautizado en las aguas por el Pastor Serrano.   

Vida Laboral

En los inicios de su vida laboral, entra al ejército como Zarpador Carpintero (ingenieros que hacían todos los trabajos de Carpintería de las fuerzas armadas), estudiando y graduándose, luego, estudia en el instituto Comercial Duployè, donde obtiene los títulos de Mecanógrafo, Taquígrafo, Matemáticas y Contable.

Etapa nupcial y desarrollo Ministerial

Hay que hacer notar, que en esta etapa el hermano Bienvenido conoce a Bárbara Estela Díaz, con quien se compromete y se casa.  A raíz de una  enfermedad de Pulmonía grave de doña Matilde Rodríguez, llega un momento de tristeza a su vida, y como es natural este hombre ya conocedor de la palabra, le predica a su Madre la Palabra de Dios, quien no conocía al Señor, diciéndole: “necesitas al Señor, tienes que darle tu corazón al Señor”, esto le decía varias veces, decidiendo amanecer con ella toda la noche, tratando de que su querida  madre  aceptara al Señor  como su salvador, pudiendo lograr éxito en la predicación, ya que su madre declara,  “si acepto a Cristo  como mi Salvador personal”, la cual días después  pasa  a morar con el Señor.

Desarrollo Secular y expansion Cristiana

Luego de salir del Ejército, se destacó como operador Telefonista en varios lugares del país, a saber: Yaguate, sabana buey, San Cristóbal y Moca.  En esta ciudad mocana, aflorando su espíritu Literario, fundó el instituto comercial de Moca, R.D.

Tiempo más tarde, se traslada a la capital y vuelve a ejercer su antiguo oficio de Carpintero, en dicha urbe, se congrega en la iglesia de donde era miembro su esposa Bárbara Díaz, la Iglesia Evangélica Dominicana.

Después de un periodo escudriñando las Escrituras, Dios despierta su deseo de Predicación, y solicita que lo envíen a predicar, por  lo que habló con el Ministro encargado en la iglesia evangélica Dominicana,  y la respuesta que se le dio fue: “usted tiene que ir a Costa Rica  a estudiar” y como Bienvenido era casado, y  no podían  mantenerlo,   tenía que quedarse como “Obrero Laico”;  esto entristeció grandemente al hermano Bienvenido Santos, y por  lo antes dicho, decidió buscar  un lugar donde desarrollar su inclinación y vocación ministerial.  Seguidamente, se traslada a la calle Abreu #76, donde hacía poco tiempo se había abierto una Iglesia del Concilio de la iglesia de Dios, allí le encantó la forma de Adoración y decidió seguir visitando la congregación.    Es entonces, durante este tiempo, que Bienvenido comienza a destacarse como escritor, llegando a publicar el libro “tratado de Ortografía Castellana”, libro que actualmente se encuentra en la biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña y en el Archivo General de la Nación, en Santo Domingo, República Dominicana.

Transcurrido el tiempo, Lleva a la hermana Barbarita a la Iglesia de Dios de la calle Abreu, quien al principio tenía un poco de miedo por la falta de conocimiento de la doctrina Pentecostal, pero después, la hermana Bárbara buscó ser bautizada con Espíritu Santo, ¡Gloria a Dios!

Ahora bien, Dios hace como él quiere,  porque para ese tiempo  llegan de Estados Unidos los misioneros Americanos Archers, una pareja Poderosa en el Señor, llenos de unción del Espíritu Santo, quienes  establecieron un instituto Bíblico;  En particular fue emocionante esta noticia para Bienvenido Santos quien inmediatamente, solicitó inscripción con su esposa  para estudiar la palabra, quienes después de ser  admitidos,  salieron triunfantes con notas sobresalientes en todas las clases  durando 3 años y medio de preparación. ¡Sea Dios glorificado!

La visión del Concilio Arca de Salvación

Específicamente, observamos de acuerdo a las Escrituras, que Dios habla al hombre en sueños dice Job 33:14-15, fue así entonces, que le habló a Bienvenido Santos Rodríguez y la revelación fue la siguiente, cito:

El hermano Bienvenido, vió un cielo muy estrellado y de repente las estrellas se reunieron por grupos en figuras geométricas, y debajo de las figuras, vió un #2 muy brillante, Bienvenido Santos lo interpretó de la siguiente manera: Las estrellas son almas, las figuras geométricas son iglesias, el #2 otro y yo.

  

De acuerdo a esta revelación, se propuso buscar algunas personas  que estuvieran fueras de sus iglesias (descarriadas) y otros hermanos, para  decidir  dar un culto en su hogar de  la calle Ana Valverde, pero habiendo preparando la sala de su casa para dicho culto,   no apareció nadie así que el hermano Bienvenido  estaba muy triste,  desanimado y entonces la hermana Barbarita  su esposa le dijo:  “ ¿tú no dices que en la visión apareció un #2?, pues esos dos somos tú y yo”, es por eso que cabe resaltar,  que desde el principio los esposos Santos, estuvieron  acompañados de sus dos hijas, las fundadoras Úrsula Matilde y Loida Noemí.

Trabajos en la Capital Dominicana

No obstante, al principio y casi siempre, los misioneros Bienvenido Santos y Bárbara Díaz junto a sus dos hijas Matilde y Noemí, se vieron precisados a comenzar la obra del Señor ellos cuatro, ya que los hermanos no permanecieron fieles en la obra que una vez iniciaron.  Felizmente, dieron inicio a la obra en Santo Domingo, evangelizando las barriadas de la ciudad capital, abarcando los siguientes barrios:  Villa Francisca, Villa Juana, Villa Duarte, Villa Consuelo, San Miguel, San Carlos, la Fuente, Los Mina, la Esperilla, Ensanche Ozama, Mejoramiento social, la Francia Nueva, Villa Faro, Villas Agrícolas y otros.  La evangelización consistía en Predicación de la Palabra por Bienvenido, y los Canticos por la hermana Barbarita. 

Con alegría declaramos lo que dice la Palabra del Señor: “y el Señor añadía cada día a la Iglesia los que habían de ser salvos” Hechos 2:47b., como resultado de esta cosecha, los Misioneros Santos, decidieron dar apertura a la primera Iglesia del Concilio, bajo el nombre de: “Iglesia Evangélica Arca de Salvación”.  Luego, se hizo notorio el trabajo de la Iglesia debido a las abundantes conversiones de vidas a Cristo.  Por supuesto, en sus comienzos, la Iglesia se reunía en la calle Ana Valverde, aunque tiempo después, se le dió apertura en la calle caracas #99 del barrio villa Francisca.   

En efecto, dentro de los primeros miembros de la Iglesia Arca de Salvación de la Calle

Caracas 99, estaban los siguientes hermanos, cito: Consuelo Almodóvar, Bolívar Albares, Purita Valoy de Peláez, Altagracia de Jesús (Fabiana), Juan de Jesús de Jesús Lantigua (Juanito), Enrique Lugo y su esposa Flerida, Elías Paulino, Luis Emilio Valdez, José García Lázala, Consuelo Mateo, Cantalicia Mateo (Cantí), la hermana Salvadora y su hija Anita Ovalle.

Hoy día, Dios ha prosperado el trabajo del Arca de Salvación, ya que cuenta con un centro de convenciones a la altura de sus proyecciones, hermoso y amplio, con una matrícula de más de 130 iglesias, con presencia en países como: Puerto Rico (2 iglesias), New York, España (5 iglesias), San Thomas, y Aruba, levantadas por una ardua labor de hombres y mujeres esforzados, Ministros de valía, dirigidos por el actual comité ejecutivo 2015-2018, en la persona del presidente, ministro José Fabal.  ¡Toda lo Gloria es de Dios!

La obra en Puerto Rico

Igualmente, que a New York, el fundador Bienvenido Santos, Viaja a Puerto Rico en el año 1972 para reunirse con su esposa Bárbara, ambos comenzaron un trabajo Evangelistico por varias ciudades, en varias Iglesias.  Como el fundador Bienvenido Santos ya había escrito el libro “Primer tratado de Ortografía Castellana”, comienza a venderlo y a dar charlas del contenido del libro a los maestros de términos de las escuelas.   

Al continuar su recorrido en Puerto Rico, pasa al municipio de San Germán y allí   continúa dando charlas en la universidad de dicho lugar, donde las personas se quedaban maravilladas de la forma Magistral, la Sabiduría y la Inteligencia con que el hermano Bienvenido enseñaba; por supuesto, la finalidad de la venta de los libros, era para un noble y dual propósito: Expandir la Obra del Arca de Salvación en Santo Domingo y suplir los gastos para su sustento. 

Adicionalmente, con la finalidad de aumentar las entradas de la obra, el hermano Bienvenido se dedicó durante el día a la venta de algunos productos, también de cuadros elaborados en yeso, cuyo contenido eran textos bíblicos, ahora bien, lo que nunca se quedaba en la agenda del Fundador era la Predicación de la Palabra de Dios. 

Un buen día, cumpliendo el mandato del Señor de Evangelizar, saliendo por las ciudades de Puerto Rico y estimulado por unos hermanos Predicadores que le motivan a levantar un proyecto de Iglesia, el fundador es dirigido por el Espíritu Santo para llegar al barrio de mameyes del Municipio de Utuado, donde comenzó a predicar casa por casa (hechos 5:42), recibiendo los amigos la Palabra del Señor y convirtiéndose al Señor.

Entre otros hogares visitados, nos encontramos con la familia Negrón, un gran hacendado, dueño de varias fincas de café, quien años más tarde, nos concedió un lugar para construir el templo, pero como el grupo era pequeño, y los fondos pocos, el hermano Bienvenido santos, con su Acordeón y la hermana Barbarita con su canto, salían a colectar fondos por parques y plazas donde concurrían muchas personas, con estas ofrendas, compraban material para construir el templo. ¡Bendito sea Dios!

En ese tiempo de Predicación en Puerto Rico, había un Señor que tenía un negocio de ferretería, el cual le daba crédito de los materiales y se pagaba semanalmente con las ofrendas.  El templo se construyó con bases y columnas fuertes, preparado para otros pisos encima, tan fuerte fue el templo, que la defensa civil, lo declaró auxilio de huracanes.   

Así que, la obra prosperó en Mameyes de Utuado, mientras que el apoyo de Bienvenido, Barbarita, Noemí y la hermana Consuelo Mateo siempre fortalecían la obra y el trabajo   en Puerto Rico. 

Actualmente, la obra ha prosperado, tanto así, que el Concilio cuenta con dos obras, una pastoreada por el Ministro Juan LLuberes y la otra por un vástago de los Fundadores, el Ministro Rafael Félix Santos.  ¡Aleluya!

La obra en New York

Años después, el hermano Bienvenido Santos se traslada a la ciudad de New York donde predica la Palabra, Orando por los enfermos, algunas veces solo, pero casi siempre acompañado de fiel consorte Bárbara Díaz, y de manera similar al Apóstol Pablo (hechos 20:34), realizó trabajos seculares para ayudar la obra del Arca de Salvación en Santo Domingo.  Fruto de su sobreesfuerzo en los trabajos seculares y en la obra del Señor, tristemente se enferma de una hernia, lo cual lo obliga a volver a Santo Domingo.   

   

Un dato importante es que, en el año 1967, el hermano Bienvenido, viaja a New York habiendo recibido un buen consejo para continuar su ministerio y seguir laborando en la obra, llegando a visitar con su esposa Barbarita varias ciudades y estados, tales como: Filadelfia, Pensilvania, New Bristors, providencia, Connecticut, Lorenz Massachusetts, Winsten, Boston, Chicago y otros estados más.   

En consecuencia, después de abrir obra en Brooklyn New York, el Obispo (Pastor general) Bienvenido Santos, se enferma, pasando por 7 operaciones de hernia agravándose su estado de salud física, tanto así que fue diagnosticado por el médico con un tumor en el intestino.

Además del mal que le acosaba, la enfermedad de Parkinson, su situación obliga a su esposa Bárbara, a decidir llevarle a Santo domingo de nuevo y allí tiempo después, el día 16 de julio del 1978, pasó a morar con el Señor la edad de 73 años.  Amen.

 

Conclusión

Al finalizar esta reseña histórica de Bienvenido Santos, que nos sirva de motivación el siguiente pensamiento: “Vale la pena servir al Señor como lo hizo este gran hombre de Dios.    Es por eso que, con todo este trabajo mencionado, nunca Bienvenido Santos mencionó la palabra política, ni tenía ideas partidistas, y puedo expresar en convicción, que mi Padre, el Fundador Bienvenido Eugenio Santos Rodríguez, fue un excelente Pastor, Consejero y muy buen Padre con sus hijos, así como muy buen Esposo.   

Es de lugar reconocer, que el fundador Bienvenido Santos,  aportó  las ofrendas para ayuda de la obra de Dios y del Concilio Arca de Salvación, desinteresadamente, dando todo el dinero fruto de su trabajo y esfuerzo para la Gloria del Señor Jesús, por tanto, debe motivarnos y servirnos de ejemplo, tal vida de anegación y altruismo de este general de Dios en el Arca de Salvación, para que se sigan levantando  hombres y mujeres, esforzados y determinados a dar el todo por el todo a favor del Reino de Dios y la obra de Dios. 

Es de importancia singular resaltar, que como una iniciativa de la Familia del fundador para conservar el legado de dicho patriarca, se dió apertura a la distinguida institución

“Fundación Bienvenido Santos Inc.”, que a mucha honra, está conformada por una gran parte de su descendencia, y cuyo lema es: “sirviendo siempre con Amor.  La idea de la fundación, fue concebida en el corazón de Dios y plasmada en la mente de un hombre brillante, Juan Bautista de Jesús Santos Junior, nieto.   Dicha Fundación, tiene el propósito de Promover el desarrollo integral y ayuda oportuna a las Mujeres en condiciones de vulnerabilidad, así como, apoyar el fortalecimiento de las instituciones Eclesiásticas a través de proveer cooperación adecuada, orientación y fortalecimiento de los valores, implementando valores tales como: Integridad, Unidad, Fundamentos Bíblicos, Pasión, Credibilidad, Persistencia, Servicio, Amor, Abnegación, y Dignidad.   ¡Toda la Gloria es del Señor!  Amen.